¿QUIÉN SOY?

Gloria Miravalls

Madre de un niño y una niña.

Educadora certificada en Disciplina Positiva para la familia.

Maestra de Educación Infantil y Primaria, asistente Montessori de Casa de niños por la Asociación Montessori Internacional (AMI) y formadora de la Pedagogía Blanca.

Desde siempre mi pasión ha sido la educación, la psicología infantil y la literatura infantil. Cuando empecé la carrera de magisterio me decepcionó mucho ver que el sistema educativo seguía siendo tradicional, apenas había cambiado desde que yo iba al colegio: el respeto, el fomento de la creatividad y la educación emocional, entre otras cosas, brillaban por su ausencia y desde que fui madre, esta preocupación aumentó. Dejé de trabajar cuando nació mi hijo para poder disfrutar juntos cada momento de sus primeros años, al quedarme embarazada a los dos años de mi segunda hija continué en casa atesorando cada minuto.

Durante todo este tiempo continué formándome, leyendo, haciendo cursos, investigando, observando, todo ello con el único objetivo de poder ofrecerles a mis hijos la mejor versión de mí misma. Este camino no ha sido fácil por varios motivos: debido al trabajo de mi marido estamos lejos de la familia así que el apoyo que te brinda el tener a la familia cerca no pudo ser, además el primer año de crianza mi marido pasaba casi todo el día fuera de casa trabajando por lo que el profundo cambio que experimentas cuando eres madre en ocasiones se me hacía extremadamente difícil.

Una amiga me habló de Carlos González y empecé a leer sus libros, de ahí comencé a seguir por Facebook a Louma Sader Bujana y a través de ella llegué a Mireia Long y a Azucena Caballero que acababan de sacar la primera promoción de la Pedagogía Blanca, ahí descubrí que no estaba sola, haciendo la formación todo cobró sentido, mi manera de ver y sentir la educación se alineó.

Desde entonces no he dejado de formarme, compartiendo todo lo que he aprendido y acompañando presencialmente a otras madres que están donde estaba yo hace seis años, facilitándoles en camino, escuchándolas, comprendiéndolas. Ahora he decidido dar el paso y continuar esta labor también online, ayudándote, orientándote, guiándote porque yo he estado donde estás tú, la crianza de los primeros años es muy exigente física y mentalmente, no es esa maternidad idílica que nos vende la televisión, se necesita una tribu donde poder sincerarte sin miedo a ser juzgada o criticada, una red que te abrace y te sostenga en los momentos en los que sientas que no puedes más.

Estoy aquí para ayudarte, desde el respeto, el cariño y sin juicios.