5 beneficios de educar con Disciplina Positiva

5 beneficios de educar con Disciplina Positiva

Quizás no has oído nunca hablar de Disciplina Positiva (DP), quizás la has aplicado y no sabías que tenía nombre o quizás lo has intentado y te has sentido pérdida.

La Disciplina Positiva llega a España en 2013 donde se imparte el primer curso de educadores certificados por la PDA (Positive Discipline Association),  pero en Estados Unidos se lleva aplicando desde los años 80 con grandes resultados. Gracias a Internet y las nuevas tecnologías, estos métodos de crianza basados en el respeto hacia todos los implicados en la educación (adultos y niños), llegan para ofrecernos alternativas a la educación tradicional autoritarista, patriarcal y horizontal, ofreciéndonos recursos con los que sentirnos más seguros, más capaces, menos culpables y siendo respetuosos, firmes y amables a la vez.

¿Cuáles son estos 5 beneficios de educar con Disciplina Positiva?

Respeto mutuo

La primera y principal se basa en el respeto mutuo. Si somos capaces de tratar a otras personas que no son nuestros hijos con respeto ¿por qué a ellos, que son a quienes más queremos, nos cuesta tanto?

Los niños reproducen lo que viven, si les tratamos con todo el respeto que se merecen aprenderán a respetar y tratarán a los demás de la misma manera en que ellos lo han vivido y han sido respetados.

Autonomía y poder personal

Si queremos que el día de mañana los niños se conviertan en adultos capaces y autónomos, el momento de fomentarlo y que lo practiquen es ahora. Hay que dejarles que actúen, que prueben, que se equivoquen, es la única manera de aprender y crecer. Si les evitamos las oportunidades de aprendizaje les evitamos el crecimiento.

Resolución de conflictos

Otro beneficio es enseñarles a resolver los problemas mediante la comunicación.

Nosotros somos su modelo, si cada vez que se presenta un conflicto nuestra reacción se basa en gritos y castigos, ellos aprenderán que la forma válida de resolver un problema será a base de gritos y castigos y esto se traduce en que el más fuerte es el que lleva la razón y gana.

Si por el contrario, actuamos con calma y centrándonos en herramientas respetuosas para gestionar los conflictos, les estamos enseñando que la respuesta válida ante un problema es la búsqueda de acuerdos mediante el diálogo.

Enfoque en soluciones

Buscar soluciones a los problemas que se nos presentan es otra magnifica habilidad que desarrolla la Disciplina Positiva. Si les enseñamos a centrarse en

la búsqueda de soluciones en vez de en el problema les estamos dotando de una poderosa herramienta que les va a ayudar en su vida diariamente gestionando los conflictos con cabeza, enfocándose en buscar soluciones, pedir ayuda si es necesario y no quedarse enfrascado en un problema sin saber cómo salir de él.

Conexión y confianza

Sentirnos conectados con las personas que son importantes para nosotros, tener la confianza necesaria para acudir a ellos sin sentirnos juzgados, sentirnos escuchados sin reproches, sólo sintiendo todo su amor y apoyo incondicional beneficiará la relación y se establecerán las bases que durarán toda la vida, evitando serios problemas en épocas que pueden resultar más difíciles como la adolescencia.

Si te interesa aprender más sobre Disciplina Positiva apúntate aquí al taller de Introducción a la Disciplina Positiva:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cuatro + 14 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.